Se cayó La Casa de Jorge Isaacs en Ibagué, a nadie le importa, pues no es la visita de un papa.

Publicado: septiembre 6, 2017 en Uncategorized

pyke

Con orgullo contaba a mis estudiantes de grado décimo, que la ciudad de Ibagué fue la última morada de quien para muchos fue uno de los grandes autores de la literatura. Los instaba a Visitar la casona ubicada al costado de la vía que conduce al  Cañon del Rio Combeima donde Isaacs apagó su vida.

Noto que varias manos se levantan en el salón para pedir la palabra, la concedo a Lina, una destacada estudiante, quien me dice:
– Profesor, ¿Cual casa si se cayó?

Hubo un momento de silencio, mientras en mi más infinito asombro, pregunte:
– ¿Cuando pasó eso? pasé hace unas semanas frente a la casa y está abandonada y casi en ruinas pero en pie.

A lo que ella me contestó:
– Hace apenas unos quince días profesor, vivo en el sector y paso todos los días frente a la casa, un día simplemente la  estructura que le habían puesto para evitar que se cayera no soporto más y se vino abajo, solo quedó en pie una de las esquinas.

Aturdido aún por la noticia solo pude intentar obtener más información a través de los medios de comunicación en una pesquisa a través de portales y páginas de Internet, tanto local como nacional, y nada, ni una referencia, a nadie parecía haberle importado.

Los estudiantes intentaban que continuásemos la clase, pues aún quedaban varias exposiciones por realizarse, el tema, las obras de García Márquez. Cartelera en mano. Todos pedían turno para ser el siguiente en exponer.

Una voz se escuchó:
– Profe, es solo una casa, sigamos la clase.

-¿Solo una casa? pregunte, tal parece que no conocen la importancia de la vida y obra de Jorge Isaacs.

Decidí usar el tiempo faltante de la clase para leer una publicación de RCTV (Radio Televisión Nacional de Colombia) quien a través de su portal de internet apenas en junio de este año nos alertaba sobre el olvido en el que se encontraba la casona.

Mi propósito era hacer Hincapie sobre la importancia histórica que debería tener  la casa de Isaacs para la nación,  no en vano el año 2.017 fue declarado El Año de Jorge Isaacs por El Ministerio De Cultura, al cumplirse 150 años de publicación de  María.

El artículo describe el infortunio que motivó la llegada de Jorge Isaacs a Ibagué, tras encontrarse en bancarrota y su obsesión por convertirse en minero de oro y plata, narra sus peripecias Cañón del Combeima arriba intentando denunciar alguna mina para tal vez a través de este medio, recuperar todo lo que su padre perdió en las mesas de juego de Palmira- Valle del Cauca.

Isaac muere el 17 de 1.895 a la edad de 58, en la casona del Cañon del Combeima quien hoy es propiedad de Lucero Moreno, quien la heredó de un familiar. La casa es  un inmueble privado lo que ha impedido  que el Estado invierta dineros públicos en ella. Sobre todo luego que a un ingenioso político ibaguereño se le ocurriese poner una placa en la casa cural de la catedral de Ibagué que dice que Isaacs murió allí, Pero lo cierto es que solo velado allí por ser un personaje público de gran importancia.

La publicación compara al Isaacs de María con el Edgar Allan Poe de El Cuervo. Al pretender establecer una relación con su trágico destino. Incluso cita a Jorge Luis Borgues  quien en referencia a Isaacs escribió:

 “Ayer, el día veinticuatro de abril de 1937, de dos y cuarto de la tarde a nueve menos diez de la noche, la novela María era muy legible. Si al lector no le basta mi palabra, o quiere comprobar si esa virtud no ha sido agotada por mí, puede hacer él mismo la prueba, nada voluptuosa por cierto, pero tampoco ingrata…He afirmado que Isaacs no era más romántico que nosotros. No en vano lo sabemos criollo y judío, hijo de dos sangres incrédulas… Las páginas hispanoamericanas de cierta enciclopedia dicen que fue un servidor laborioso de su país. Es decir, un político; es decir, un desengañado…El argumento de María es romántico. Lo anterior significa que Jorge Isaacs era capaz de deplorar que el amor de dos bellas personas apasionadas quedara insatisfecho… Descontada la fábula central, los rasgos y el estilo de la novela no son en exceso románticos. Busco un tema cualquiera: la esclavitud. Afición a las cosas de cada día hubo en Jorge Isaacs; amor, también, de las repeticiones y costumbres de cada día. Las mutaciones de la Luna, los puntuales colores de los crepúsculos, el ciclo de las cuatro estaciones, vuelven y recurren en su obra. En novelista, ahora, suele manejar la sorpresa. Jorge Isaacs, en María, prefirió trabajar con la anticipación y el presentimiento. En ningún instante se oculta que María va a morir. Sin la seguridad de que va a morir, apenas si tendría sentido la obra. Yo recuerdo una línea memorable que está casi al principio: Una tarde, tarde como las de mi país, bella como María, bella y transitoria como fue ésta para mí…” 

Mi congoja, me sugiere, que debo ver con mis propios ojos, que la noticia es cierta, y me dirijo hacia el sector cámara en mano, mientras todo el país está volcado en el partido Colombia Vs Brasil por las eliminatorias al mundial,  yo conduzco en dirección al Cañón del Combeima, Al llegar veo que apenas una esquina de la casa se mantiene en pie, mientras que tapada con improvisados plásticos y apuntalada con desvencijadas guaduas intentan sostener lo poco que aún queda.

Me preguntó ¿pasaría esto en un país que contara con dolientes de su patrimonio histórico y cultural? . La casa no la tumbó el paso del tiempo, sino la desidia de un país.

José Repelin Cucharas.

 

Anuncios
comentarios
  1. Vanegas dice:

    Pero esa casa es de una pariente de Isaac la alcaldía ya se la ha querido comprar para crear una casa cultural y el museo de isaac pero ella no deja y tampoco la arregla 🤷🏻‍♂

    Me gusta

  2. Dixon dice:

    que asco ese final en el titulo, yo también podría decir a nadie le importa pues no es la comunidad LGBTI, deje disfrutar a los que si les agrada la visita del papa

    Me gusta

  3. Anónimo dice:

    Q tristeza

    Me gusta

  4. Anónimo dice:

    No comparto el titulo, pero de alguna manera reconozco la intensión del por que la comparación, Como estudiante de Arquitectura reconozco valor simbólico, estético y arquitectónico del inmueble, muchos profesores han resaltado la necesidad de preservar los bienes de interés cultural, sin embargo aun en a academia somos pocos los que sentimos “ese amor” por hacerlo; y si no lo hacen estudiantes relacionados con el tema, mucho menos otros que se preparan solo en medio del valor económico. Hace falta mucho sentido de pertenencia. el legado histórico se acaba en Ibague.

    Me gusta

  5. Viviana dice:

    ¿Qué tiene que ver el Papa? Que ridículos! Esa casa lleva cayéndose hace años y ha sido otro elefante blanco en todas las administraciones locales que han existido en la ciudad. Y pues que se caiga! Han tumbado en la Pola muchas casas de arquitectura colonial para construir edificios horribles, cómo esperan que se vaya a proteger el «patrimonio» de todos y de nadie.

    Me gusta

  6. Tathiiz Alcali dice:

    Y eso que tiene k ver con la visita del papa dejen de tanto shouw k no hay tatima si se cayo pues k se cayo y punto a nadie nos importa lo que les suceda a los demas como dice el dicho yo vine solo a este mundo y me jodo solo es mas importante nuestro santo papa que estas webadas k publica la gente sin oficio lo que son son unas manadas de invidiosos y si se le cayo el rsncho es pork ya era hors o no ven de que esta hecho???

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s